Veraneo rural

 

Además del turismo de playa, desde hace años se está imponiendo el turismo rural. Muchas personas buscan la tranquilidad y el descanso para el verano y sobre todo la desconexión total de todo lo que les rodea en la ciudad. Se acabaron los atascos, la contaminación o los problemas para conciliar el sueño.

En los meses de verano de últimos años se ha ido incrementando el peso de este turismo rural. Este consiste en pasar parte o todo el verano en un pueblo lejano de cualquier núcleo urbano en el que se pueda disfrutar de la naturaleza. Casas rurales totalmente equipadas incluso con piscina, barbacoa, jardín y todo tipo de comodidades.

Un turismo al alza

Cada año aumenta la oferta de casas rurales por toda la Península e incluso por el extranjero para los meses de junio, julio y agosto. Este año además después del confinamiento hay cierta incertidumbre sobre la situación de las playas y las limitaciones para el baño de los turistas por tener que mantener la distancia social. Muchas personas prefieren pasar el verano en zonas rurales en casas con piscina y jardín en las que además se puede disfrutar de desayunos o comidas realizados con productos de la tierra.

Incluso sube el interés por el turismo de naturaleza en alguna casa rural bien equipada cerca de algún pequeño núcleo rural. Aumentan las reservas de grupos de familiares o amigos que quieren reencontrarse en una zona con espacios al aire libre. Por ejemplo, se prefieren las casas de más de diez plazas para grupos y otras de menor tamaño para parejas con niños.

Los lugares preferidos para reservar una casa rural en nuestro país suelen ser Andalucía, Cataluña y Madrid. Provincias como Cádiz, Granada o Málaga son de las preferidas para este turismo rural. Otras localidades que cuentan con casas rurales están en la provincia de Cantabria o Asturias donde se pueden encontrar algunas muy acogedoras. En la zona de los Picos de Europa hay casas rurales perfectas para pasar un veraneo rural.

En Andalucía se pueden encontrar casas rurales en localidades como Arcos de la Frontera (Cádiz), Cazorla (Jaén), Aracena (Huelva), Conil de la Frontera (Cádiz), Riogordo (Málaga), Orgiva (Granada), Cazalla de la Sierra (Sevilla) o Velez Blanco (Almería).

Normalmente las casas rurales nos pueden facilitar información sobre rutas en bicicleta o de senderismo para descubrir la zona sin problemas. Incluso en algunos lugares se pueden practicar deportes acuáticos como submarinismo, windsurf o rafting.

Casas rurales con actividades

Una de las alternativas para veranear es también reservar solo una habitación en una casa rural.  Casas rurales con habitaciones con su propio baño e incluso cocina americana en las que se comparten con otros turistas zonas comunes como el salón, el comedor, la piscina, la terraza o el jardín.

En este caso algunas casas rurales intentan fomentar el interés por la cultura y la gastronomía de la zona. Pueden organizar excursiones culturales para conocer los monumentos de alguna localidad cercana donde se puedan degustar los platos típicos de la zona. Por ejemplo, en Cantabria es habitual visitar Santillana del Mar donde se encuentran las Cuevas de Altamira y parar a comer en uno de los restaurantes de la localidad.

También se organizan talleres de cocina o jornadas en el huerto de la casa rural que suelen encantar a los que han decidido veranear en estas casas rurales. Talleres divertidos y entretenidos que también pueden estar destinados a los niños que podrán aprender a hacer repostería de la tierra o a cultivar zanahorias. Unas vacaciones diferentes en las que la desconexión de la agitada vida de la ciudad está totalmente garantizada. Descubre una forma diferente de veranear que está de moda.

 

Etiquetado: /

Veranear en una bodega

 

¿Has pensado en veranear en una bodega? El Enoturismo o también llamado turismo del vino está de moda. Un turismo que consiste en unas vacaciones centradas en el mundo del vino. Podrás descubrir la cultura del vino, sus paisajes, sus bodegas y sus beneficios.

En la actualidad se pueden encontrar numerosas propuestas interesantes para visitar estas zonas con amigos o la familia. Estas propuestas están destinadas a que el viajero conozca las bodegas pero también a transmitir la esencia y la historia de una zona por su vinculación al mundo del vino. Un turismo al alza en los últimos años que cada vez cuenta con más seguidores.

Un turismo que también suele incluir conocer la gastronomía local, sus pueblos e incluso sus costumbres. Además en muchas bodegas ofrecen actividades como visita a las instalaciones, cata de vinos, recorridos a pie o en bicicleta o recorridos en segway o a caballo. Actividades perfectas para un verano diferente para disfrutar con la familia o los amigos.

En España se pueden disfrutar de turismo en bodegas en zonas vitícolas como La Rioja, el Penedes, Ribera del Duero o Jérez, entre otras. Os vamos a dar algunas pistas de bodegas con encanto que pueden ser un buen lugar para pasar unos días este verano.

Bodegas en la Rioja alavesa

Una de las bodegas más conocidas de La Rioja es la bodega-museo Marqués de Riscal. Una bodega familiar del S.XV en la que podrás disfrutar de sus instalaciones y de sus actividades como la cata de vino. Te puedes alojar en algún hotel rural de la zona cerca del pueblo de Elciego que es uno de los más conocidos de la Rioja Alavesa. Tendrás la posibilidad de recorrer sus calles y disfrutar de la cultura vinícola de la zona.

Bodegas en La Guardia

Otra de las zonas donde se pueden encontrar bodegas con encanto son las de La Guardia. Podrás conocer los vinos de Rioja gracias a su cata comentada de vinos, aprender sobre su elaboración y disfrutar de sus menús riojanos.

Bodegas en El Penedés

Esta ruta del vino está muy cerca de dos ciudades catalanas Tarragona y Barcelona. Podrás descubrir sus bodegas de Cava y también descubrir su historia y sus monumentos. Además tendrás la posibilidad de visitar pequeñas cavas familiares. Un entorno cercano al litoral, en el que podrás también disfrutar de sus playas y parques naturales. Incluso visitar lugares como la Sagrada Familia, el Parque Güel, el barrio gótico o el Museo de Arte Contemporáneo.

Bodegas en Jerez

En esta localidad gaditana también cuentan con importantes bodegas. El vino de Jerez, el internacional sherry, es uno de los más valorados del mundo. Aunque en los últimos años su consumo tira a la baja, el “sherry” es un vino diferente que te sorprenderá.  Bodegas tan conocidas como las de Tío Pepe u Osborne. En la zona podrás recorrer localidades con historia, monumentos de todas las culturas: castillos medievales e iglesias Además podrás recorrer Cádiz que cuenta con unas playas espectaculares y uno de los Parques Naturales más conocidos: el Coto de Doñana.  Lugares como por ejemplo, Chipiona, el propio Jerez, el puerto de Santamaría, Trebujena, Sanlucar de Barrameda o Conil.

Bodegas en la Ribera del Duero

Por último, os recomendamos una visita a las bodegas de la Ribera del Duero. Podrás disfrutar del paisaje y la naturaleza de localidad de provincias como Valladolid o Soria. Además tendrás la oportunidad de conocer castillos como el de Curiel. Entre las bodegas más conocidas, destaca la de Protos en Peñafiel. Un lugar perfecto para descansar, hacer turismo y conocer las bodegas de la zona.

 

 

Etiquetado: /

Veranea en un pueblo

 

Si estás buscando descansar en verano, una de las mejores opciones es elegir algún pueblo de nuestra geografía. Puede ser el pueblo donde pasabas los veranos u otras localidades perfectas para pasar un buen veraneo. Os vamos a dar algunas pistas para que paséis un verano tranquilo y sin ningún problema.

Disfruta del silencio

Lo primero que sorprende al viajero es el silencio que podrá disfrutar en el pueblo. Solo oirás el ulular del viento y el canto de los pájaros. Seguro que no te despertará el ruido del tráfico de la ciudad. Podrás dormir a pierna suelta y solo te despertará el canto del gallo. Solo sabrás la hora por las campanadas de la iglesia del pueblo. Además no pasarás por la noche nada de calor en muchos de los pueblos de España hasta el punto que necesitarás una colcha para taparte. Disfrutarás de un descanso total y reparador todas las noches.

Fuera el coche y disfruta de la bici

Por fin podrás dejar aparcado el coche y descubrir cualquier sitio andando o en bicicleta. Olvídate del coche, del metro y del autobús y disfruta de la naturaleza. Lugares privilegiados que podrás recorrer en bicicleta. Elige una casa rural de las que se pueden encontrar en nuestra geografía.

La gente  tranquila del pueblo

Acostumbrado al anonimato de la ciudad, en el pueblo todo el mundo se conoce. Te sorprenderás porque todo el mundo te saludará. E incluso se pararán a hablar contigo y te querrán conocerte. Harás amigos para toda la vida.

Disfrutarás de la naturaleza

Lo mejor de veranear en un pueblo es que podrás pasear por el campo y descubrir otras localidades con encanto. Podrás pasar la jornada en el río, la montaña o hacer una picnic con los amigos en el jardín. Olvídate de meter en la maleta vestido o ropa de vestir. Las chanclas y las camisetas serán tu uniforme de verano. Puedes además ponerte ropa que no esté de moda y olvidarte de tendencias o de otros problemas.

Sabores de siempre

En el pueblo podrás probar los sabores de siempre. El pan es crujiente y sabe a pan. El tomate y la fruta salen de la huerta y te sorprenderán por su sabor natural. Podrás hacer la compra en la tienda de comestibles de toda la vida y seguro que notas que es mucho más barato. Incluso si coincide con el final del verano podrás recoger moras para hacer una tarta casera deliciosa.

Recuperarás los buenos hábitos

En el pueblo podrás despertarte a primera hora y tomar un desayuno saludable de productos de la tierra con tranquilidad. Después de comer tendrás que aprovechar para tomar una buena siesta reparadora de las que hace años que no disfrutas. Además, seguro que te apetece volver a jugar al dominó, al parchís o a juegos de cartas como el mus o la brisca.

Incluso podrás por las tardes sacar la silla a la puerta de la casa y aprovechar para tomar la fresca. Disfrutarás de un rato de tranquilidad y de charla con los vecinos o con tus amigos. Si hace un poco de frío necesitarás un rebeca o una manta para no enfriarte.

La magia de las verbenas y las estrellas

Seguro que nunca has estado en una verbena. Podrás disfrutar con sus pasodobles y sus bailes agarraos. Te lo pasarás en grande con las canciones de la orquesta del pueblo y hasta te echarás un baile con alguna lugareña. Y para terminar la noche tendrás la oportunidad de mirar al cielo y descubrir cómo brillan las estrellas. ¡No pierdas la oportunidad de veranear en un pueblo este año!

 

 

Etiquetado:

Veranear con perros

Si eres de los que viaja siempre con tu mascota y este año quieres veranear con tu perro, no te pierdas estas pistas sobre playas con espacios “pet-friendly”. En muchas comunidades autónomas podemos encontrar estos lugares perfectos para disfrutar de la playa y del buen tiempo con nuestra mascota. No lo dudes y no abandones la idea de veranear con perros este 2020. Un perro es siempre uno más en la familia.

Playas de Cantabria

En la comunidad cántabra se han adaptado en los últimos años cinco playas para los turistas que quieran acudir con perros. Estas son Playa Berria en Santoña, playa de Brazomar, de Cargadero de Mioño y de Oriñón en el municipio de Castro-Urdiales y playa de La Maza en San Vicente de la Barquera. También hace poco tiempo se ha adaptado la Playa de la Riberuca en Suances. Un buen destino para las mascotas porque cuenta con un clima fresco durante la mayor parte del año.

Playas de Galicia

La comunidad gallega es también una de las que cuenta con más playas en las que se puede pasear con los perros. Podemos encontrarlas en las Rías Altas y en las Rías Baixas aunque todavía solo son cuatro las playas que permiten la visita de nuestras mascotas.

En la región de las Rías Altas y en plena costa de O Vicedo se encuentra la playa de San Román y Área Grande, la única en toda la franja gallega que da al Cantábrico. En las Rías Baixas son tres la de Sangatiño, de Espiño y de Arenal. Pero el municipio en el que hay más conciencia con los perros es O Grove donde se encuentran dos de las cuatro playas que encontrarás en Galicia.

Playas de Andalucía

Aunque no hay tantas playas aptas para pasear con perros, podemos encontrarlas en casi todas las provincias. La mayoría se encuentran en Málaga, provincia en la podemos visitar las playas de La Sal en Casares, de El Ejido en Mijas, de El Castillo en Fuengirola, de La Araña en Málaga y de El Moral en Rincón de la Victoria. En la costa de Almería se encuentra la Playa de El Castillo de Mácenas en Mojácar y en la de Granada la Playa de El Cable en Motril.

En Cádiz y Huelva hay muchas playas en las que la gente pasea con su perro pero no son oficiales. Por ejemplo, la Playa de Conil,  la Playa de El Terrón, Playa de Caños de Meca, Playa de El Palmar o la Playa de Montijo. Por lo tanto hay que tener cuidado porque en cualquier momento nos pueden sancionar.

Playas de Islas Baleares

En las Islas Baleares se pueden encontrar muchas playas pet-friendly. En las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza podemos encontrar en la actualidad 10 calas y playas perfectas para pasear con nuestras mascotas.  Por ejemplo, en Mallorca hay cinco playas habilitadas. Son la playa de Es Carnatge en Palma, Cala Blanca en Andratx, un tramo de playa de Llenaire en Pollença, Na Patana en Santa Margalida y Cala Gamba en Palma de Mallorca.

En Menorca hay cuatro playas para mascotas oficiales de la isla de las que tres se encuentran en la localidad de Es Migjorn Gran y son  Binigaus, Cala Fustam y Cala Escorxada. La cuarta playa es Cala Pudent que se encuentra al norte de la isla y concretamente en la región de Es Mercadal. En Ibiza solo hay una playa en la que oficialmente se puede pasear con el perro y es la pequeña pero preciosa playa urbana de Ses Roquetes, en la región de Santa Eulalia del Río.

 

 

Etiquetado:

Veranear con niños

Si este verano estás buscando un destino donde pasar las vacaciones con niños. Los más pequeños disfrutan con la playa, la montaña y también con lugares que ofrezcan aventuras y deportes al aire libre. No te pierdas estas recomendaciones para pasar el verano en familia.

La naturaleza de Cantabria

La comunidad de Cantabria es uno de los mejores destinos para disfrutar de unas vacaciones con niños. No solo por la belleza de sus playas como las de Suances o de Comillas sino también por sus lugares perfectos para entretener a los niños. En el Parque Natural de Cabárceno los más pequeños disfrutarán de un gran espacio para ver animales en libertad como elefantes, osos pardos, jirafas, bisontes o camellos bactrianos.

También se pueden encontrar lugares como Turismo activo en la localidad cántabra de Noja que sirve como campamento base desde el que se pueden realizar rutas verdes en familia para descubrir la costa y el interior. Cuenta con atractivos como playas, turismo activo, campo de golf, alquiler de bicicletas, karting, rutas guiadas, tren turístico o visita al molino de aves o al Palacio de Albaicín.

La costa de Huelva con niños

Otro de los destinos ideales para viajar con niños son las extensas playas de Huelva. Kilómetros de playa de arena dorada y fina que se pueden disfrutar en playas como Matalascañas, Isla Cristina, Islantilla, Lepe o Ayamonte. Una de las mejores para los niños es la de Punta Umbria situada en el Paraje Natural de los Enebrales. Una playa muy familiar prácticamente virgen y con poca afluencia de bañistas. Cuenta con pasarelas de madera para acceder desde la carretera a la playa en un paraje natural que cuenta con un bosque con numerosos árboles y especies como la lagartija cenicienta, la colirrroja, el lagarto ocelado o el herrerillo común. Los niños disfrutarán de la playa y de un entorno perfecto para disfrutar de la naturaleza.

Las playas de Valencia

Otra de las comunidades con más atractivo para las familias es la comunidad valenciana. Allí se puede disfrutar de playas como las de Denia, Gandía, Javea, Benidorm, Peníscola o Calpe. También los niños podrán disfrutar del BioParc Valencia. Un lugar único en el que los visitantes sentirán sin moverse de nuestro país la fuerza de selvas ecuatoriales, la exótica isla de Madagascar, los grandes humedales y la cueva de Kitum y más de 150 especies de animales como leones, elefantes, chimpancés, rinocerontes, hipopótamos, cocodrilos o cebras.

Senderismo y ecomuseo en La Rioja

Por último,  para los que les gusta el senderismo  cerca del municipio de Sojuela, en La Rioja se pueden encontrar muchas rutas perfectas para caminar con niños. Por ejemplo, el Sendero de los Arrieros, de una duración aproximada de 40 minutos u otra para realizar con niños un poco mayores como recorrer un camino de dos horas para llegar hasta la Casa de la Nieve, en las cumbres de Moncalvillo. Allí se pueden descubrir las cinco neveras que fueron construidas a finales del siglo XVI para abastecer de hielo a Logroño. Para excursiones con niños pequeños la mejor alternativa es visitar el Centro de Interpretación de La Casa de la Nieve, junto al Ayuntamiento donde se puede ver una recreación de las neveras y realizar un recorrido histórico por la producción de hielo en La Rioja.

 

Etiquetado: /